Ecocardiografía Fetal

Profesionales

  • Dr. Sergio Ricci

Horarios de Atención

  • Lunes a Viernes de 08.00 a 20.00 hs.

Solicitar un turno

Las cardiopatías congénitas (CC) constituyen las malformaciones congénitas severas más frecuentes. Afectan aproximadamente al 0.8-1% de los recién nacidos y hasta 5 veces más durante la primera mitad del embarazo. La mitad de los casos corresponden a defectos severos.
El diagnóstico prenatal de estas anomalías puede ser vital en el pronóstico del recién nacido permitiendo adecuar la atención perinatal.

La ecocardiografía fetal es un examen que se hace mientras el bebé todavía está en el útero. Por lo general, se realiza durante el segundo trimestre del embarazo, cuando la mujer tiene aproximadamente de 18 a 24 semanas de gestación. Deben evaluarse las cuatro cavidades cardíacas (aurículas y ventrículos), válvulas del corazón, grandes arterias y venas que entran y salen del corazón, y turbulencias sanguíneas intracardíacas.
El procedimiento es similar al de una ecografía del embarazo. El examen se lleva a cabo en el abdomen (ecografía abdominal). No se necesita ninguna preparación especial para este examen. No existen riesgos conocidos para la madre ni para el feto.Es posible que sea necesario repetir el examen.
La mayoría (>90%) de las cardiopatías congénitas aparecerán en fetos procedentes de la población general, es decir sin antecedentes o factores de riesgo conocidos. Por ello, el papel de la ecografía prenatal de screening es fundamental para su diagnóstico y sospecha. Constituye en la actualidad la herramienta principal para el diagnóstico de las cardiopatías congénitas fetales.
Las cardiopatías congénitas, pueden no afectar la hemodinamia ni el desarrollo del feto durante la gestación. El compromiso cardiorrespiratorio se manifiesta luego del nacimiento.
El feto con cardiopatía congénita severa puede presentar descompensación hemodinámica, lo que permite realizar tratamientos intrauteros a través de la madre como es el caso de las arritmias. Muchas de las cardiopatías congénitas necesitan de un tratamiento médico quirúrgico urgente en las primeras horas de vida del bebé y requieren de que el parto sea atendido en el lugar adecuado y de la complejidad necesaria para un tratamiento exitoso.
Está actualmente aceptado que el diagnóstico prenatal de las cardiopatías congénitas tiene un efecto claramente beneficioso sobre el pronóstico de las mismas: por un lado, permite realizar una correcta evaluación pronóstica y por otro, permite adecuar el control de la gestación y planificar el parto, lo que tiene un impacto positivo en el pronóstico postnatal de gran parte de las cardiopatías congénitas.
Los resultados anormales pueden deberse a:
• Un problema en la manera como se ha formado el corazón del bebé (cardiopatía congénita).
• Un problema en la forma como trabaja el corazón del bebé.
• Alteraciones del ritmo cardíaco (arritmias).


¿Cuándo debemos realizar un ecocardiograma fetal?.
• Historia familiar de Cardiopatía Congénita
   o Alguno de los padres.
   o Un hijo previo.
• Enfermedad materna
   o Diabetes materna Tipo I
   o Enfermedad del Colágeno Vascular
   o Fenilcetonuria
• Exposición a medicamentos
   o Acido retinoico
   o Anticonvulsivantes
   o Litio
   o Antineoplásicos, etc.
• Exposición a agentes infecciosos
   o Rubeola
   o Coxsachie
   o Parvovirus
• Anomalías cromosómicas.
• Malformaciones extracardíacas.
• Arritmias
• Hidrops fetal no inmune, ascitis fetal o derrame pleural aislado.
• Antecedente de Translucencia Nucal aumentada con cariotipo normal.
• Arteria umbilical única.


Consideraciones
Los focos ecogénicos observados en la ecografía obstétrica no consideran una indicación para este estudio en la medida que el médico ecografista pueda confirmar que se trata de estructuras anatómicas normales. Algunos defectos cardíacos no se pueden ver antes del nacimiento, incluso con la ecocardiografía fetal. Éstos abarcan pequeños agujeros en el corazón como comunicaciones interventriculares musculares (CIV) o problemas valvulares leves. Algunas veces, puede no ser posible ver cada parte de los vasos sanguíneos grandes que salen del corazón del bebé.
Si el médico encuentra un problema en la estructura del corazón, se puede realizar una ecografía detallada para buscar otros problemas con el feto.