Climaterio, Menopausia y Osteoporosis

Profesionales

  • Dra Alejandra Calamari

Horarios de Atención

  • Lunes a Viernes de 08.00 a 20.00 hs.

Solicitar un turno

La mayoría de las mujeres viven actualmente luego de la menopausia la tercera parte de sus vidas, es fundamental educar a la mujer a fin de mejorar la calidad de vida.

Terminología

  • Menopausia: Corresponde al último periodo menstrual, ocurre debido a la pérdida de la actividad folicular del ovario. Se diagnostica en forma retrospectiva una vez que han transcurrido 12 meses consecutivos de la suspensión de la menstruación y que no exista otra causa patológica o fisiológica.
  • Menopausia Espontánea: Este término se define cuando inicia la menopausia sin ningún problema aparente, ya sea médico o quirúrgico que pueda modificar la edad de aparición de los síntomas.
  • Menopausia Inducida: Es el cese de la menstruación debido a la pérdida de la función ovárica ya sea quirúrgica  o alteración de la función por radiación o quimioterapia.
  • Menopausia Prematura: Cuando el cese de la menstruación ocurre en alguna edad de los 40 años establecida en la población Mexicana, también se le denomina falla ovárica prematura, esta falla constituye un síndrome con múltiples causas de etiología y representa un gran impacto emocional por sus repercusiones orgánicas y funcionales.
  • Climaterio: Periodo de transición entre la etapa reproductiva y la no reproductiva, este periodo se inicia con la declinación de la función ovárica y termina cuando las manifestaciones del hipoestrogenismo se confunden con los cambios de la senectud. Es necesario aclarar que en el último consenso de la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda abandonar el término climaterio para evitar confusiones, considerándolo como sinónimo de perimenopausia.
  • Transición Menopáusica: Periodo que precede a la menopausia, durante el cual existen cambios en el patrón del sangrado uterino, coincide con el inicio de la perimenopausia y termina con la última menstruación.
  • Premenopausia: Totalidad del periodo reproductivo en el que se inicia la declinación de la función ovárica hasta la última menstruación.
  • Perimenopausia: Período comprendido desde el inicio de los eventos biológicos, endocrinológicos, clínicos y psicológicos que preceden a la menopausia hasta la terminación del primer año de la misma.
  • Síndrome Climatérico: Depende del grado y tiempo de la disfunción ovárica, se inicia con sintomatología neurovegetativa, le siguen cambios metabólicos importantes en los órganos con receptores estrogénicos que modifican su función a mediano y a largo plazo como en el aparato uro-genital, atrofia de la piel, cambios en el metabolismo de los lípidos, cambios en la estructura ósea. También los cambios emocionales siempre multifactoriales como enfrentarse al proceso del envejecimiento cambios en el sistema familiar y social, modifican las manifestaciones a cualquier edad de la mujer climatérica.
  • Síndrome neurovegetativo: En la perimenopausia existen numerosos síntomas relacionados con el hipoestrogenismo entre los más conocidos que marca clínicamente el inicio de la carencia estrogénica es este síndrome formado por: Sofocos, aumento en la sudoración nocturna de cara y cuello, palpitaciones,  cefalea e insomnio. La frecuencia es variable y oscila entre 50 % y el 85 % de las mujeres.

El Climaterio es un estado de la mujer, en el cual se producen cambios en todos los niveles de la economía humana tanto funcionales como orgánicos, esto es la causa por los que los niveles de estrógeno bajan y se inicia aproximadamente entre 2 a 8 años antes de la Menopausia, aproximadamente entre los 48 y 50 años de edad, esta caracterizado por los siguientes síntomas, tales como:

  • Sofocos
  • Sequedad de mucosa vaginal.
  • Disminución del deseo.
  • Trastornos menstruales.

Es importante que la paciente acuda con su médico para ver si ya tiene alteraciones producidas por el climaterio, ya que puede ser controlado algunos  medicamentos que se usan para impedir la descalcificación de los huesos (osteoporosis), prevenir el infarto del corazón y algunos otros síntomas que se producen durante este estado.

Con el aumento de la esperanza de vida, el número de mujeres que cursan el climaterio, ha aumentado y con ello la frecuencia de complicaciones tardías derivadas de la baja de los estrógenos, tales como los cambios anatómicos y funcionales del tracto génito-urinario que varía de una mujer a otra afectando de manera importante su vida familiar, social, y su estado emocional, por ello el ginecólogo está obligado a conocer la fisiopatología de todo estos trastornos que le están pasando a la mujer y así como las medidas diagnósticas que ayuden a detectar y a prevenir para mejorar el bienestar físico y mental de la mujer, brindando como consecuencia un mejoramiento en el nivel de vida.

Estudios que se deben de practicar a la mujer en la etapa climatérica

  • Parámetros Generales
    • Peso
    • Talla
    • Tensión arterial
    • Identificación de adicciones (tabaquismo, alcoholismo y drogas).
    • Detección de cáncer mamario y del aparato reproductor.
  • Laboratorio
    • Determinaciones hormonales de estradiol y hormona folículo estimulante (FSH).
    • Pruebas sanguíneas que incluyen perfil de líquidos, colesterol HDL y LDL, triglicéridos.
    • Pruebas de funcionamiento hepático.
    • Examen de orina.
  • Estudios complementarios
    • Electrocardiograma
    • Densitometría ósea.
    • Mastografía.
  • Interconsultas que se requieran.

Estilo de Vida

El principal objetivo de la modificación en el estilo de vida es la educación de la paciente.

Los esfuerzos conjuntos del médico y la paciente se deben orientar hacia la esperanza de vida saludable, esto quiere decir una espectativa de vida sin limitaciones de las funciones.

El climaterio no se debe de considerar como una crisis, sino una etapa de transición fisiológica, por lo tanto el término de menopausia debe de comprenderse.

La búsqueda de una mejoría, estilo y calidad de vida en la mujer, implica ofrecer la oportunidad de valerse por si misma en lo físico, intelectual y económico, es decir que la mujer no se sienta como una carga familiar y social, sino un ser pleno y productivo.